El Palmar de Troya, Making Of


Como os comenté, el objetivo de la salida que hicimos al Palmar de Troya fue echar una mano a nuestros vecinos de comunicación audiovisual en Sevilla y de paso probar nuestros equipos

Ya os colgué el vídeo que edité yo cutremente en el movie maker (para echarse a llorar) y ahora os enseño el Making Off del trabajo que van a presentar ellos a una asignatura de cuarto.

Como podéis apreciar, no se han cortado un pelo en poner los dos choques que tuve durante la jornada. Para los que acaban de caer en que su drone puede acabar hecho trizas, enhorabuena, fue un error no comprarte un barquito eh?

Voy a intentar explicaros las causas de los dos tortazos:

  1. El despegue fue autónomo, si hubiera lanzado el avión con más fuerza y el retardo de encendido del motor hubiera sido menor quizás hubiera salvado el alambre de espino. Es muy probable que si el alambre de espino no hubiera estado ahí, el avión hubiera ganado suficiente velocidad como para remontar el vuelo.
  2. El choque al aterrizar fue al intentar abortar un aterrizaje demasiado tarde. Existe una finísima línea que separa el momento de abortar del momento de aterriza como puedas que define si te la vas a pegar o no, esa fina línea está en relación a la velocidad y la altura, yo iba rápido pero no alto, debí haber sabido abortar ese aterrizaje a tiempo e intentar otra pasada a menos velocidad

Por último, recordad esta frase antes de volar que a más de uno le vendrá bien: 

Velocidad y altura conserva la dentadura